Sketch

Constancia

Empezaré ante todo diciendo que lo importante es la constancia. La constancia de, todos los días, o al menos un par de veces a la semana, poder dibujar algo. Cuando hablo de dibujar no me refiero a hacer una obra de arte, sino que puede ser también un boceto de cualquier cosa.

Un truco para ser constante en esta dinámica de dibujar algo todos los días es no fijarse mucho en la calidad. Busca un cuaderno que ni siquiera te guste, por lo que no te importará hacer dibujos que no te gusten. Mira por la venta, observa tu casa, sal al parque, y dibuja cualquier cosa.

Repetición

Uno de los objetivos de la pintura es acabar haciéndolo sin tener ningún modelo que copiar. No está mal tenerlo, pero mejoraremos si nos acostumbramos a no tenerlo. Un buen ejercicio es el siguiente:

Dibuja una misma cosa muchas veces, desde diferentes perspectivas, teniéndolo presente. Ahora, date la vuelta, no mires a ese banco, persona, u objeto que hayamos estado repitiendo, pasa de página e intenta dibujarlo sin verlo.

No es tan importante que sea bueno

Una de las razones por las que mucho dejan de dibujar es porque sus dibujos no son «suficientemente buenos».

¡Stop!

¿Por qué tenemos que pensar siempre que si no sale perfecto no debemos seguir intentándolo? No nos demos por vencidos, sigamos dibujando todos los días y veremos los resultados que queremos.

Disfruta, diviértete, haz algo que te haga sentir a ti. No esperes que la gente te diga lo bonito o lo mucho que les gusta. Hazlo para ti y, después de un tiempo, la gente querrá verlo y te encantará mostrarlo.

No seas demasiado ambicios@

Empieza por algo pequeño. Debes hacer muchos sketches antes de que tu obra sea memorable.

Olvida la goma

Para empezar haciendo bocetos, usa rotuladores, bolígrafos, o cualquier material que no puedas borrar. Al inicio, la goma de borrar es nuestro peor enemigo pues no avanzaremos nunca.

Puedes empezar con un boli. Hay muchos artistas que han acabado haciendo arte con lo que nosotros usábamos en el colegio.

Mira este perfil de Instagram para que te hagas una idea: @lazpita_studio

Libreta de viaje

Lleva contigo una pequeña libreta a todas partes. En el transporte público, de viaje, a casa de tus padres, a todas partes.

Habrá mil cosas en el camino que puedes usar para practicas. La nuca del hombre con gorra en el bus; esa mujer paseando un perro por la avenida…

Una de las mayores ventajas de trabajar con esta libreta de viaje es que nunca tendrás demasiado tiempo para hacer cada boceto, lo que te forzará a trabajar de forma rápida los trazos. Esto es un ejercicio necesario, ya que muchas veces nos perdemos en los detalles.

¡Tiempo!

Ponte un cronómetro para no dibujar demasiado tiempo los objetos que te rodean. Empieza por tres minutos, y debes haber terminado el dibujo. Después dos minutos, hasta un minuto. Esta rapidez te ayudará a bocetar lo que te rodea y los objetos que lo componen. A mirar los espacios positivos y negativos y no tanto los detalles.

Para saber dibujar, primero has de ver el espectro completo.